Therapi

¿Otra apuesta por la música en la Comunitat Valenciana?

11 noviembre, 2012

Noticias,Noticias escolares

En esta ocasión me quiero hacer eco de la noticia del fin de semana, tras la clausura del I Congreso de Conservatorios profesionales de la Comunitat Valenciana celebrado en el pueblo de Torrent (Valencia). En dicho Congreso, al menos en su clausura, también ha participado la Consellera de Educación, María José Catalá. En dicho acto afirmó que la Consellería tiene la propuesta de recuperar la asignatura de música en todas los ciclos educativos, desde infantil hasta secundaria (realmente no sé a qué se referirá puesto que en infantil y en primaria la asignatura ya existe aunque sea de manera anecdótica. Quizá se debiera referir a la ampliación horaria) y sobre todo se refirió de manera explícita a la recuperación de la música y la danza en el bachillerato de artes y en primer curso del ciclo de E.S.O. Con respecto al bachillerato de artes me preguntó que tipo de asignaturas se daban hasta ahora si dos de las modalidades artísticas más importantes, como son la danza y la música, no estaban presentes.

Bien, aunque se tiene que ser crítico con las informaciones y propuestas políticas (sobre todo después del despilfarro que ahora estamos sufriendo toda la comunidad educativa. En este caso) parece que la idea, cuanto al menos, es un pequeño avance positivo para la música. Sin embargo, creo que implantar la asignatura de música en bachillerato, después de una deficiente formación musical a lo largo de toda la vida educativa primaria y secundaria del niño (en el caso de que no haya optado el propio niñ@ o sus padres por profundizar en los conocimientos musicales a través de las diferentes propuestas educativas que existen hoy en día) poco avance puede suponer para estos jóvenes.

Sin embargo, me llevo otra sorpresa cuando leo que la intención es aumentar la presencia de la música y la danza con el fin de mejorar el rendimiento académico de los niños, jóvenes y adolescentes. A este respecto, la Consellería de Educación, junto con la Universidad de Valencia y varios colegios del barrio de Benimaclet (Pare Català y Carlos Salvador) están llevando a cabo el proyecto AMURE. Básicamente se trata de que una escuela de música ajena al centro educativo (hay es donde entran también los Conservatorios) imparta clases de solfeo e instrumento en grupos de cuatro alumnos (el total de alumnos participantes son 28. Estos alumnos tienen necesidades educativas compensatorias) en dos sesiones semanales desde octubre de 2012 hasta junio de 2013. En dicho estudio se investiga si dichas clases se correlacionan positivamente con el rendimiento académico comparando entre un grupo control y un grupo experimental (pobre grupo control que no se puede beneficiar de esta iniciativa). Al principio de este párrafo decía “…me llevo otra sorpresa” y es porque estadísticamente hablando es muy díficil determinar lo que este proyecto supone querer demostrar. Que participe la Universidad de Valencia no quiere decir que se avale la cientificidad del estudio, sino que dicho estudio, junto con la participación de la Consellería, está costando seguramente muchísimo dinero.

Pero por otra parte me planteo el hecho de que por qué tenemos que buscar consecuencias ajenas a la propia música en la formación académica de dicha arte. Ya hemos dicho en muchísimas ocasiones que la música es, ha sido y será parte activa de cada una de las civilizaciones a lo largo de la variable espacial y temporal. El propio placer de compartir, de hacer música, de sentir… tendría que ser motivo principal para que la música tenga el lugar que le corresponde en el sistema educativo actual. Veremos en que acaba esto, aunque es de esperar.

Deja tu comentario

Nombre (requerido)

Correo electrónico (no será publicado) (requerido)

Comentario

Últimas noticias

Nube de tags

Síguenos